image010Para poder borrarse de un servicio que se encuentra a su nombre es común que el camino sea largo y con muchas vueltas. Sucede que las empresas son reacias a tomar este tipo de gestiones e intentan convencer al cliente de no pedir la baja ofreciendo ofertas que a veces ni siquiera respetan. Por ello es que siempre se recomienda pedir la baja de la siguiente forma:

-Mediante nota escrita con copia simple: Es el método más común pero no siempre es fácil concretarlo. Consiste en redactar una nota que puede ser a puño y letra o impresa, solicitando la baja del servicio. La misma deberá contener el número de cliente y cualquier otro dato que el mismo considere. A este nota le debe sacar una fotocopia y cuando la presente, dicha copia debe ser sellada o firmada por algún responsable de la empresa para quedarse usted con esa copia como constancia. En muchos comercios y empresas se niegan a tomarle la baja de esta forma y derivan a la gente a hacer el reclamo por teléfono.

-Mediante carta documento a la empresa: Este método es más efectivo porque la carta documento se recibe y firma en el domicilio legal de la empresa. A usted le llegará luego un papel del correo donde figurará la fecha de recibo de la misma y el nombre de quién la recibió. Este tipo de baja suele ser hecha por abogados que invocan en la misma artículos de la ley para notificar a la empresa que podrá tener penalidades si hiciera caso omiso al pedido de baja.

Estas son las formas más efectivas de pedir la baja de un servicio.

Siempre se debe hacerlo por escrito, recuerde que a las palabras se las lleva el viento y cualquier gestión que usted haga por teléfono no tendrá un papel respaldatorio. Asimismo, cualquier aceptación de promociones o planes de pago que usted arregle con cualquier empresa, banco o entidad también deben tener su constancia por escrito. Haga valer sus derechos y exija la documentación respectiva, recuerde que cualquier discrepancia que surja entre usted y la empresa debe ser resuelta con pruebas y si no tiene papeles que avalen su reclamo, el mismo quedará en la nada.